PAVIMENTOS DE PVC DEPORTIVOS

Los pavimentos de PVC se han convertido en una opción versátil y económica para la práctica del deporte. Urbansport equipamientos pone a su disposición varias alternativas de pavimentos deportivos de PVC en distintos colores y grosores.

Naturaleza y fabricación del pavimento deportivo de PVC

El PVC es el derivado del plástico más versátil. Es un polímero de color blanco que comienza a reblandecer a los 80º. En el proceso de fabricación de este suelo para la práctica deportiva se utiliza como base el polímero “policloruro de vinilo”, que es un polvo blanco, que a partir de los 80º se convierte en una masa a la que se le da la densidad y forma deseada. Tiene resistencia eléctrica, es dúctil, tiene estabilidad dimensional, resistencia ambiental y además es reciclable.
En definitiva, reúne todas las propiedades necesarias para practicar deporte.
Este producto lo podemos encontrar en rollos prefabricados en diferentes longitudes y anchura que se sueldan in situ. 
 

Partes del pavimento deportivo de PVC

Se suele presentar en dos o más capas (en función del espesor) de diferentes densidades. Las capas inferiores las denominamos foam o memory foam. El foam es una espuma de baja densidad, viscoelástica, cuya principal propiedad es que disipa la presión del cuerpo de manera uniforme.
La capa superior es de alta densidad y es a la que habitualmente se añaden los aditivos para dar el color, tratamiento para los rayos uva (para que no pierda el color con el paso del tiempo) y otros para mejorar las propiedades de uso de estos pavimentos. Esta capa suele ser de un espesor fijo que oscila entre 0,5 y 1,2 mm.
 
En los pavimentos de PVC para el deporte se debe colocar entre ambas capas una finísima malla de fibra de vidrio cuya misión es absorber las dilataciones y contracciones y de esta forma evitar la deformación de estos pavimentos. Es muy importante cerciorarse que el suelo que vayamos a comprar tenga este elemento, de lo contrario, al paso de poco tiempo, nos encontraremos con desagradables sorpresas por la deformidad del pavimento.


Instalación de pavimentos deportivos de PVC

Normalmente estos pavimentos se presentan en rollos de diferente anchura, lo más común está entre 1,50 y 1,80 metros y de diferente longitud, que en algunos casos se fabrica a medida. Los rollos se sueldan in situ con un cordón de soldadura de unos 5 mm del mismo material. Para ello utiliza una máquina de termosoldadura.
En cuanto al color la oferta es muy amplia y varía en función del fabricante. Incluso se presenta en un formato de imitación a la madera, en estos casos el polímero base no lleva colorante, sino que se le pega a la capa superior de mayor densidad una lámina vinílica que da una aspecto similar a un pavimento de madera natural.
Los pavimentos de PVC se fijan al suelo por medio de una cola acrílica. En los suelos con humedad, entre la solera y el pavimento deportivo se suele colocar una lámina antihumedad, también de pvc, de entre 1 y 1,5 mm, cuya misión es permitir que se genere una finísima corriente de aire entre la solera y el pavimento para disipar la humedad. En estos casos, se coloca la lámina antihumedad directamente y sin pegar a la solera y el pavimento deportivo se pega con la cola acrílica a la lámina.

Usos de pavimentos deportivos de PVC

Este tipo de pavimento se suele utilizar en pabellones deportivos, especialmente aquellos que son multifuncionales o escolares.  Se presentan en diferentes espesores, para el uso deportivo lo más corriente es encontrarlos entre 4 y 9 mm.
Evidentemente, el precio es menor para 4 mm y va subiendo en la medida que crece el espesor de la capa de foam.
La recomendación es utilizar espesores de 4,5 mm para el uso escolar y no profesional, y espesores superiores en la medida que requiramos mejores prestaciones para otras modalidades deportivas profesionales o semiprofesionales.


Mantenimiento pavimentos deportivos PVC

La relación calidad-precio de estos pavimentos es muy interesante, siendo seguramente la mejor entre las diferentes modalidades de pavimentos de uso deportivo para interior.
El mantenimiento es muy sencillo, basta con pasar una fregadora rotativa con agua y un detergente neutro, la durabilidad es alta y las posibilidades de uso son muchas.

Le recomendamos consulte a nuestros técnicos si está pensando renovar o realizar una nueva instalación con pavimento de PVC, pinche en el siguiente enlace para contactarnos: 

Pinche aquí